La Asociación Valenciana de Trastorno Bipolar (AVTB) es una organización comprometida con mejorar la calidad de vida de las personas con trastorno bipolar y sus familias. Desde 2002, brindamos información, formación, y promovemos la sensibilización y desestigmatización de este trastorno. Unidos, avanzamos hacia un futuro de comprensión, apoyo y dignidad.

edificio blanco con letras que indican que es el hospital padre Jofre
5 de abril de 2024

El primer hospital psiquiátrico está en Valencia y cumple ocho siglos

https://eldebate.com/espana/comunidad-valenciana/20240401/primer-hospital-psiquiatrico-historia-abrio-puertas-valencia-hace-ocho-siglos_184916.htm

 

 

 

 

 

En un hito histórico que marcó el desarrollo de la atención médica, Valencia se convirtió en el lugar de nacimiento del primer manicomio del mundo. Fundado en el siglo XIV por el fraile mercedario Fray Joan Gilabert Jofrè, este hospital pionero llevó el nombre de “Hospital de Ignoscents, Folls e Orats”. Su ubicación se encontraba cerca del antiguo Portal de Torrent en las murallas de Valencia, específicamente en el barrio de Velluters.

La génesis de este hospital se remonta a un 24 de febrero de 1409, cuando Fray Joan Gilabert Jofrè se dirigía a la Catedral de Valencia para pronunciar un sermón de Cuaresma. En su camino, se encontró con niños que hostigaban y atacaban a personas afectadas por trastornos mentales. El fraile, conmovido por la situación, defendió a los dementes y, al llegar a la Catedral, pronunció un sermón en su favor. Así nació la idea de un lugar donde los desamparados y enfermos mentales pudieran recibir asistencia.

Aunque modesto en sus inicios, el Hospital de Ignoscents contó con el apoyo de fundadores y limosnas para su mantenimiento. La puerta gótica que aún se conserva sirvió como entrada principal al hospital. En 1414, el rey Fernando de Antequera firmó el privilegio de fundación de la Cofradía de “Nostra Dona Sancta María dels Ignoscents”. Esta cofradía se comprometió a costear el mantenimiento del hospital, brindar ayuda a los dementes, enterrar a los ajusticiados y acompañar a los condenados a muerte hasta el cadalso.

El Hospital de Ignoscents sentó las bases para la compasión y dedicación en la atención a personas con trastornos mentales. Su legado perdura como un recordatorio de la importancia de cuidar y comprender a quienes enfrentan desafíos en su salud mental